domingo, 1 de septiembre de 2019

EDITORIAL DE HACIENDO CAMINO DE AGOSTO


¿TENEMOS YA UN NUEVO PRESIDENTE?
A pesar de la contundencia del triunfo electoral en las P.A.S.O. (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) del Frente de Todos cuya fórmula encabeza Alberto Fernández, llevando como vice a Cristina Fernández, debemos manifestar con toda certeza: CATEGÓRICAMENTE NO TENEMOS AÚN UN NUEVO PRESIDENTE. Es decir que el actual debe afrontar toda la responsabilidad de conducir el país hasta que caduque su mandato.
No pareciera que Macri lo entienda tan así, ya que el mismo domingo 11 de agosto a la noche, si bien aceptó la derrota, nos mandó a dormir a todos sin que sepamos las cifras del escrutinio; pero lo peor fue al día siguiente donde retó a toda la ciudadanía por la forma en que había votado, invalidando en su fuero íntimo la voluntad popular expresada en las urnas, simplemente por no haber optado por su persona. Agregando a esta insensatez la de solicitarle al ganador que tranquilice a los mercados, que en una acción maquiavélica el día lunes 12 el Poder Ejecutivo hizo ascender al dólar a cifras nunca alcanzadas sin la intervención que hasta el viernes anterior al comicio venía realizando. El pedido de perdón que hizo el martes fue otra puesta en escena, ya que siguió endilgándole la culpa “al otro”, en este caso a quienes no supieron votar el domingo anterior.
El país se incendiaba con mayor fuerza que la Amazonia misma, pero el timonel pasó el fin de semana largo (debido al feriado por el aniversario del paso a la inmortalidad del Gral. San Martín) descansando y jugando al fútbol en su quinta, no se quedó corta la gobernadora Vidal que voló a Bariloche, mucho menos la ministra de Seguridad Patricia Bullrich que nadó hasta Colonia en el hermano pais Uruguay, acotemos que allí fue increpada por una mujer en un bar por la muerte de Santiago Maldonado, a la cual respondió la funcionaria con un grueso epíteto nada digno de su rango.
Lo que debe quedar claro es que en las P.A.S.O. solo se habilitaron a ciudadanos como candidatos para las elecciones generales del 27 de octubre próximo.
¿El holgado triunfo del 11 de agosto por 20 puntos de diferencia, nos debe dejar tranquilos a los militantes del Movimiento Nacional y Popular y, como dice el antiguo proverbio árabe, sentarnos en el umbral de la puerta para ver pasar el cadáver del neo-liberalismo? Tajantemente NO, muy contrariamente debemos fortalecer el espíritu militante para lograr ampliar la victoria que hemos alcanzado en las mismas. No podemos olvidar los turbios manejos con que nos tiene acostumbrado el oficialismo, ellos no condicionan la comunicación a la política, todo a la inversa, la comunicación condiciona a la política, nosotros no podemos suponer que Ripoll (Secretario de Difusión del primer peronismo) le dijera a Perón lo que tenía que decir, sino totalmente al revés. Ellos, reciben las instrucciones que les pasa Durán Barba, entonces todo se convierte en falacias y cuentos de hadas.