miércoles, 16 de enero de 2019

EDITORIAL DE HACIENDO CAMINO DE ENERO

¿La verdad de la mentira?

El título de esta nota me la sugirió un texto del libro “Los siete locos” de Roberto Arlt, editado por primera vez en octubre de 1929. Transcribo el fragmento de un diálogo entre dos de los personajes, “El Buscador de Oro” (cuando se refiere a el “Astrólogo” hace mención a otro de los personajes de la obra) y “Erdosain”:
“-En el fondo es verdad. El oro existe… hay que encontrarlo, nada más. Usted debía alegrarse de que todo se esté organizando para ir a buscarlo. ¿O cree que esos animales se moverán si no fueran empujados por las mentiras extraordinarias? ¡Ah! Cuánto he pensado. En eso estriba lo grande de la teoría del Astrólogo: los hombres se sacuden sólo con mentiras. Él le da a lo falso la consistencia de lo cierto; gentes que no hubieran caminado jamás para alcanzar nada, tipos deshechos por todas las desilusiones, resucitan en la virtud de sus mentiras. ¿Quiere usted, acaso, algo más grande? Fíjese que en la realidad ocurre lo mismo y nadie lo condena. Sí, todas las cosas son apariencias… dese cuenta… no hay hombre que no admira las pequeñas y estúpidas mentiras que rigen el funcionamiento de nuestra sociedad.
¿Cuál es el pecado del Astrólogo? Substituir una mentira insignificante por una mentira elocuente, enorme, trascendental. El Astrólogo, con sus falsedades, no parece un hombre extraordinario, y no lo es… y lo es; lo es… porque no saca provecho personal de sus mentiras, y no lo es porque él no hace otra cosa que aplicar un principio viejo puesto en uso por todos los estafadores y reorganizadores de la humanidad. …
-¿La verdad de la mentira?
-Eso mismo. …”

lunes, 17 de diciembre de 2018

EDITORIAL HACIENDO CAMINO DICIEMBRE


DICIEMBRE, ENTRE BALANCES Y ESPÍRITU NAVIDEÑO

El balance que podemos hacer la mayoría de los habitantes de esta querida Patria, diríamos que no es muy halagüeño, durante los últimos tres años hemos sufrido las consecuencias nefastas a las que nos llevó el sistema neo-liberal que, lamentablemente, fue elegido por el 51% de los votantes. Esto le dio el carácter de “democrático” que aún hoy manifiestan quienes nos gobiernan. Es la primera vez que sucede que un gobierno de esta ideología accede al poder por medio de las urnas, históricamente siempre han participado de cuanto golpe de estado hubo en el país, si recordamos precisamente cual fue la situación que vivimos en aquellos gobiernos cívico-militares y la comparamos con la que estamos transitando en la actualidad, veremos sin lugar a dudas que es casi idéntica. A pesar de los discursos y de la publicidad oficial que asegura que estamos en democracia, podemos constatar día a día que estamos perdiendo algún derecho obtenido en épocas de verdaderos gobiernos que con aciertos y errores se esforzaban por garantizar la libertad y el bienestar de la población, elementos vitales que caracterizan una democracia real.
Hoy nos encontramos con el doble de inflación, escalada brutal del dólar, endeudamiento desmedido del país con el FMI, fuga record de divisas, ascenso asombroso del riesgo país, despidos diarios que generaron un aumento del desempleo, mayor número de pobres e indigentes, caída vertiginosa del salario real lo que conlleva un menor consumo y detrimento en la economía, tarifazos en los servicios de gas, luz, agua, transporte y combustibles, incrementando de esta manera los costos de los productos, vergonzoso recorte en los haberes jubilatorios y pensiones como así también menos provisión de medicamentos, menos impuestos a los ricos y menos derechos a los trabajadores.
Esta lista que podíamos aumentar, afecta digamos lo que es la parte económica de la gente, pero hay cosas que por su gravedad nos dan la pauta que estamos ante una democracia totalitaria, prueba de eso son los opositores políticos presos sin condena, intimidación a jueces independientes que contradicen en sus fallos los deseos del ejecutivo, limpieza ideológica en los medios de comunicación y por último un nuevo protocolo del Ministerio de Seguridad para el uso de las armas de fuego por parte de las fuerzas nacionales de seguridad.
Hasta aquí el balance desde una óptica política y económica, ahora entremos en el espíritu navideño, para ello transcribiré la editorial que publicáramos en la edición de diciembre de 2011, ya que me parece haberla hecho hace unas horas.  

¿Cuál es la “magia” de la Navidad? 

miércoles, 21 de noviembre de 2018

EDITORIAL HACIENDO CAMINO NOVIEMBRE


LA ESCLAVITUD EN EL SIGLO XXI DE NUESTRA ERA


Debemos partir de la base que una persona es esclava cuando carece de libertad por estar bajo el dominio de otra, es decir que no puede realizar su voluntad por esta relación en la que se encuentra. Hay diferentes formas de ejercer ese dominio sobre los otros por parte de quienes tienen el poder para hacerlo: porque el sometido tiene temor de quien lo oprime; por el uso irracional de la tecnología, mediante la cual un opresor invisible físicamente doblega nuestra voluntad; diversas adicciones; por medio de las publicidades que subconscientemente nos inducen a consumir o utilizar determinado producto y así podríamos enumerar varias maneras más de cómo se ejerce el dominio sobre los demás.
La intención de esta nota es enfocar el tema sobre los aspectos laboral y políticos, que por supuesto van de la mano en esa relación de dominación.
El haber identificado en el título al siglo que estamos recorriendo como de “nuestra era”, es sencillamente porque la esclavitud existe en la humanidad desde tiempos históricos muy lejanos, lo que nos puede hacer pensar que es parte de la naturaleza humana. Pero también debemos recordar que todos los pueblos que fueron sometidos a la esclavitud lucharon por su liberación. Como ejemplo tomaremos el caso del pueblo hebreo esclavizado por el faraón en Egipto, luego liberado por su líder Moisés, por supuesto luego de realizar diversas “acciones”, que en el relato bíblico aparecen como obra de su Dios, llegando hasta el hecho violento de la muerte de todos los primogénitos de Egipto, en manos del “ángel exterminador”. Veremos en las páginas siguientes de esta narración, que la libertad no es cosa fácil y que hace falta fortaleza y valores como la solidaridad y la esperanza en un futuro mejor para poder convivir en una comunidad y que la misma permanezca unida. También vemos que la función del liderazgo de Moisés es precisamente ir organizando a ese pueblo itinerante preparándolo para cuando lleguen a su meta, es decir a la tierra prometida.

jueves, 18 de octubre de 2018

EDITORIAL DE HACIENDO CAMINO DE OCTUBRE


EL PERONISMO NO NACIÓ DE UN REPOLLO

El 17 de Octubre de 1945 ha sido un hito importantísimo por su carácter revolucionario y que marcó el futuro del Movimiento Nacional y Popular que culminó en la conformación de lo que es el Peronismo. Esa marea humana integrada por “los desheredados de la tierra” hicieron de esa jornada un día famoso e histórico en los anales de la marcha de los pueblos. Esa multitud avanzaba incontenible por las calles que unían las barriadas proletarias con la ciudad para rescatar al hombre que le dio la dignidad que todo ser humano tiene por el simple hecho de serlo, creando desde ese momento un lazo indestructible de mutua lealtad, que se manifestó en todos los derechos que nunca les había prodigado la oligarquía en el poder.
Si bien este hecho fue fundamental en la construcción futura, debemos tener en cuenta que hubo otras acciones que se fueron dando paralelamente y que contribuyeron al nacimiento de ese fenómeno que se llamó Peronismo.
El yrigoyenismo
Para no retroceder demasiado en nuestra historia como país, tomaremos a quienes recogieron las banderas del federalismo de nuestros padres fundadores como Moreno, Rosas, San Martín, Belgrano, Artigas entre otros muchos, y que las encarnaron cuando tuvieron la oportunidad de ser gobierno para brindar al pueblo derechos que les fueron conculcados por la clase terrateniente que se autoconstituyeron en “dueños de la tierra” y por lo tanto sus intereses eran los únicos que se respetaban, aunque avasallaran los de las grandes mayorías.
Durante su primer gobierno (1916-1922), el caudillo radical Hipólito Yrigoyen incorporó a las capas sociales medias a la vida política, en un tiempo muy complicado en lo económico y lo social. Yrigoyen fue electo presidente nuevamente en 1928, para un período que debió ser 1928-1934, derrotado por una coalición de conservadores y radicales antipersonalistas el 6 de setiembre de 1930. Aflora entonces una ofensiva petrolera yanqui y por supuesto la vuelta política de la oligarquía ganadera que toma el poder, de esta manera se inicia un desgraciado período de retroceso de la Argentina como Nación.
El nacimiento de FORJA
Mientras el pueblo sufre la inversión de su destino nacional, aparece un movimiento ideológico surgido de la crisis de la UCR que se aceleró luego de la muerte de Yrigoyen, cuyo intento fue recuperar el partido para las ideas puestas en marcha por el caudillo mientras fuera su conductor.

martes, 18 de septiembre de 2018

EDITORIAL HACIENDO CAMINO DE SETIEMBRE


“LA SEGUNDA REVOLUCIÓN CAPITALISTA” (Ignacio Ramonet)

En noviembre de 2002 en un reportaje que Jorge Halperin le hiciera a Ignacio Ramonet, que luego se plasmaría en el libro “Ramonet (El mundo en la nueva era imperial)”, éste último manifestaba: “Se han hecho muchas críticas a la primera fase, la del capitalismo industrial, pero ahora estamos en el capitalismo en su fase financiera y ese es el gran adversario: el capitalismo financiero”. Si analizamos en profundidad este fenómeno nos damos cuenta que hoy el mundo está dominado por el imperio de las finanzas, que con su ocultamiento legal como la anonimidad de las empresas y los paraísos fiscales donde nadie pregunta de quién es el dinero que ingresa, sino simplemente lo importante es que ingrese a sus bancos, el producto bruto mundial, por denominarlo de alguna manera, está en manos de muy pocas personas y que éstas manejan a discreción gobiernos, países y regiones según su propia conveniencia.
Si bien el capitalismo industrial desde su inicio con la llamada Revolución Industrial siempre tuvo en sus metas la explotación del trabajador, también es real que los mismos trabajadores se fueron organizando para defenderse de esa explotación a que eran sometidos en las primeras fábricas, se constituyeron en organizaciones gremiales que dieron su lucha, que no fue sencilla, para ir reivindicando derechos como el horario laboral, los tiempos de descanso, limitar el trabajo de los niños y niñas y otras más que se fueron logrando a través del tiempo.

miércoles, 22 de agosto de 2018

EDITORIAL DE AGOSTO DE HACIENDO CAMINO


LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES

Constantemente mencionamos la verdad como algo natural en nuestro quehacer cotidiano: “es la pura verdad”, “te digo que es verdad”, “te juro que es verdad” y tantas otras expresiones similares. Pero, ¿qué es la verdad?, podemos decir que es el concepto que tenemos de algo coincidente con nuestro propio pensamiento sobre el tema, aquí estaríamos en presencia de “nuestra verdad” la que tratamos de trasmitir o imponer. Es conveniente que a veces analicemos a conciencia si esto es así como lo pensamos o puede ser diferente, dado que nuestra opinión está permanentemente bombardeada de diversas maneras y que muchas veces es afectada por las mismas, lo que si no analizamos de manera crítica puede verse tergiversada “nuestra verdad”, pasando así en convertirse en lo contrario, es decir en una falacia.
Ejemplos de ello tenemos a diario: las publicidades de diversos productos que nos presentan todas las inmensas bondades del mismo sin explicitarnos siquiera en el envase el real contenido de los mismos, siempre nos dan imágenes y palabras que consumiéndolos seremos felices, libres y dichosos. No nos advierten en absoluto sobre las consecuencias para nuestra salud de algunos de los ingredientes que contienen. Por supuesto, desprevenidos, compartimos con nuestros familiares y amigos recomendándolos repitiendo lo que escuchamos o vimos en los anuncios, aquí no hay ningún análisis crítico que nos alerte sobre la “verdad” de los mismos.
Esta faceta es tan sólo una de las tantas que recibimos como proyectiles en nuestro cerebro, también está la “letra chica” en contratos, pólizas y documentos que firmamos sin leerlas y que cuando tenemos que hacer algún reclamo nos las muestran con una lupa, ahí nos damos cuenta que caímos en una trampa por inocencia o inexperiencia.

jueves, 26 de julio de 2018

EDITORIAL HACIENDO CAMINO JULIO


¿FUNDAMENTALISTA YO?

Muchas veces escuchamos que se cataloga a alguien como “es un fundamentalista”, en algunas oportunidades también fuimos etiquetados de igual manera; pero ¿qué es el fundamentalismo? Transcribimos tres definiciones del Diccionario de la Real Academia Española del término como para comenzar a orientarnos:
1m. Movimiento religioso y político de masas que pretende restaurar la pureza islámica mediante la aplicación estricta de la ley coránica a la vida social.
2m. Creencia religiosa basada en una interpretación literal de la Biblia, surgidaen Norteamérica en coincidencia con la Primera Guerra Mundial.
3m. Exigencia intransigente de sometimiento a una doctrina o práctica establecida.
Vemos que las dos primeras se refieren específicamente a religiones determinadas, en cambio la tercera es más abarcativa y la podemos aplicar además a distintas situaciones que se dan en nuestra sociedad como el deporte, la política, la economía entre otras. Precisamente es la intransigencia que muchas veces asumimos frente a la discusión de diferentes temáticas y ante la cual no aceptamos las opiniones diferentes a la nuestra sólo en una postura cerrada en el “no por el no” o “el sí por el sí” en sí mismo, sin análisis y mucho menos con criterio crítico, postura de fanatismo hacia el tema en debate.
Esta manera acérrima de defender nuestras ideas sobre determinados tópicos, muchas veces nos llevan a situaciones que no en pocas oportunidades pueden convertirse en violentas. De aquí surgen muchas fobias que hoy pululan en la sociedad.
Juan José Tamayo hace referencia a distintos tipos de violencia que hoy son cotidianas en nuestras comunidades:

“Los dioses del Mercado, del Patriarcado y del Fundamentalismo son las nuevas metamorfosis de la creencia en el Ser Superior. Este cambio explica las tres violencias ejercidas en su nombre: la estructural, la machista y la religiosa