domingo, 23 de junio de 2019

EDITORIAL DE JUNIO


DE LA REVOLUCIÓN DE LA ALEGRÍA AL GRAN APAGÓN INTERNACIONAL
El 10 de diciembre de 2015, desde el balcón de la Casa Rosada, el mundo vio un espectáculo inusitado: un presidente recién asumido en sus funciones practicaba pasos de baile frente a la histórica Plaza de Mayo. De alguna manera esa imagen daba por iniciada lo que fuera un slogan de la alianza ganadora de la lid electoral: “LA REVOLUCIÓN DE LA ALEGRÍA”, cuya comparsa estrella era la integrada por “EL MEJOR EQUIPO DE LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS”, se cree que los disfraces fueron donados por la embajada de EE. UU.
Muchos compatriotas, que creyeron las promesas de campaña con la que nos aturdieron los oídos y nos encandilaron los ojos asegurándonos que nadie iba a perder ningún derecho obtenido, sino que nuevos beneficios nos reconfortarían la vida, por supuesto festejaron ese inicio que prometía un estar placentero y lleno de dignidad.
La realidad nos fue mostrando paulatinamente que los globos amarillos que adornaban la escena, se iban desinflando, cuando no explotando, y con tristeza quienes gustan del fútbol volvieron a ver sólo las tribunas mientras un relator les contaba el desarrollo del partido. FÚTBOL PARA TODOS se desinfló igual que los globos, ahora quien quiera ver el partido que pague.
También los jubilados y pensionados tuvieron su sorpresa, se les bajó la cantidad de medicamentos con descuento del 100% y la fórmula de actualización de los haberes fue modificada, trayendo como consecuencia un deterioro importante en los mismos. Con la aplicación del nuevo aumento un jubilado o jubilada con la mínima, cobrará $ 9.000.- menos que si se aplicaría la fórmula del gobierno anterior, sí amiga, amigo, piensa bien, ese mismo gobierno que se robó un PBI entero y que aún no pueden encontrar donde escondieron el dinero.
UN TESTIGO NUNCA ARREPENTIDO
Sobre este último tema, hace poco tiempo un lector me envió un correo en el cual expresaba su conocimiento de cómo ubicarlo, lo transcribo tal como llegó:

viernes, 17 de mayo de 2019

EDITORIAL DE HACIENDO CAMINO DE MAYO


TRAGEDIAS CON “PEDIGREE”

“Vaya por delante que el incendio de Notre Dame ha sido un fatídico suceso que a nadie debiera dejar indiferente. Pero la cobertura informativa y el aluvión de donativos dejan claro que hay tragedias con “pedigree” y hay otras de las que nadie se acuerda o ante las que se tuerce el rostro, porque son problemas demasiado vergonzantes.
Mientras que en doce horas se han recaudado setecientos millones de euros para restaurar un edificio, no hay dinero para nada: mueren miles de niños de hambre al día y se siguen vertiendo al mar cientos de kilos de plástico por segundo.”
Esta reflexión que he tomado de feadulta.com servirá de disparador para extender a otras actitudes sociales que confirman que verdaderamente hay demasiadas “tragedias con pedigree”, sin contar las horrorosas acciones bélicas de las potencias poderosas contra los pueblos indefensos, como el caso de Siria, de Palestina y más. Ningún gobernante de estos países que se arrogan ser los gendarmes del mundo ha sido denunciado públicamente como los verdaderos genocidas que son.
Los animales con pedigree por supuesto merecen en la sociedad una distinguida categorización, de aquí la utilización del vocablo para identificar a los favorecidos ante diversas eventualidades que les suceden en la vida.
Esta actitud social la podemos identificar como una doble vara para medir la misma cosa.
La doble vara de medir
Esta actitud viene desde muy antiguo, como prueba la frase evangélica sobre quienes ven la paja en el ojo ajeno, sin percibir la viga en el propio.
El poeta Campoamor escribió que «todo es según el color del cristal con que se mira» y nuestro idioma común está repleto de expresiones del tipo «doble vara de medir», especialmente lo comprobamos a diario en las opiniones que vierten los comunicadores sociales por los medios masivos de comunicación, sean escritos, orales o televisivos; ni hablar de la justicia: en nuestro país en plena democracia existen presos políticos, sabemos que algunos exfuncionarios del gobierno anterior hoy están con prisión preventiva mientras que las acusaciones en su contra aún no permitieron una condena firme. Entre ellos tenemos a Amado Buodou, Julio de Vido y el caso más emblemático Milagro Sala, la dirigente social que ya lleva más de tres años presa. Sin embargo por denuncias y causas similares ningún funcionario ni partidario del oficialismo gobernante sufre ni siquiera una amonestación por su conducta.
Se habla de “doble vara de medir”, en una disputa para hacer referencia al tratamiento dispar, oneroso para una de las partes, que sufre un juicio o una evaluación mucho más severa que la otra.
Distribución del ingreso y la riqueza a nivel mundial

miércoles, 17 de abril de 2019

EDITORIAL DE HACIENDO CAMINO ABRIL


EL DEBER CIUDADANO DE VOTAR
El año 1973 estuvo marcado por el esperado retorno de la democracia que traía a la sociedad argentina profundas expectativas. En La Rioja el ejecutivo provincial es asumido por Carlos Menem quien representaba territorialmente al peronismo. Frente a las elecciones Angelelli destina unas palabras al pueblo riojano, para convocarlos a una elección con conciencia social, pero sobre todo pensando en los más pobres.
“Votar no consiste solamente en depositar una “papeleta” en una urna para un determinado partido. Votar no significa cumplir un deber cívico para evitar una infracción a la ley. Votar no es tratar de congraciarnos con un posible futuro gobernante para conseguir una “ventaja” personal. Votar es hacer y construir nuestra propia historia argentina y riojana. Es poner el “hombro” para que como pueblo no se nos considere solamente en las urnas sino el gran PROTAGONISTA Y ACTOR en la reconstrucción de la Patria y de La Rioja, en nuestro caso. Es para eliminar las causas que engendran injusticias, miserias, odios, éxodos obligatorios. Es para eliminar las causas que ocasionan niños desnutridos, hogares en la permanente inseguridad por el pan de cada día…”
Quiero a partir de este mensaje de Enrique Angelelli realizar algunas reflexiones sobre lo que sucede en el seno del Movimiento Nacional y Popular en la provincia de Córdoba; haciéndolo desde mi humilde lugar de militante de dicho espacio y que en los tiempos en que Angelelli pronunciaba estas palabras, conformábamos un núcleo de resistencia en la oscuridad de la noche más larga que soportó el pueblo argentino, el de la última dictadura. A mi llegada a la provincia de Córdoba, en el año 1983, me integré inmediatamente al peronismo en mi flamante pueblo, actuando en la actualidad con la misma convicción y coherencia de toda mi vida de militancia, por supuesto con aciertos y errores como todo ser humano.
Desorientación de la “dirigencia” peronista cordobesa
El grupo dirigente del espacio Nacional y Popular se vio de pronto desconcertado ante la ausencia de una lista de candidatos representativos del sector para compulsar en las elecciones provinciales. Considero que este desconcierto se debe a que se desconoce, o en algunos casos se olvida, la historia profunda del peronismo, en este caso en el plano electoral. No pudimos compulsar en elecciones por no tener lista, no por incapacidad propia, sino porque estábamos proscriptos, esto fue durante 18 años. Sin embargo, el pueblo peronista se hizo sentir en las elecciones que se dieron en esa coyuntura. Paso a refrescar la memoria con las cifras de dichos eventos partiendo del llamado a una Convención Constituyente durante “la fusiladora”, en el año 1957, los votos en blanco sumaron 2.115.861 (24,31%),

jueves, 21 de marzo de 2019

EDITORIAL HACIENDO CAMINO MARZO


CON LA DICTADURA NOS MATABAN. AHORA NOS DEJAN MORIR

Clara Valverde, activista política y social y escritora española, introduce su libro en 2017 con alusión al texto de una pintada en la pared: “Con la dictadura nos mataban. Ahora nos dejan morir”. En dicha obra: “De la necropolítica a la empatía radical”, sostiene que el sistema neoliberal es incompatible con la lucha contra la desigualdad, pues este sistema divide a la sociedad en excluidos e incluidos. Para lograr su permanencia y aumentar el poder y la riqueza de los privilegiados, se desentiende de los primeros y les crea temor a los segundos.
¿Qué entendemos por “necrología neoliberal”? La escritora nos lo explica en una entrevista al diario Catalunya Plural diciendo: “’Necro’ es la palabra griega para ‘muerte’. Las políticas neoliberales son unas políticas de muerte. No tanto porque los gobiernos nos maten son su policía, sino porque dejan morir a la gente con sus políticas de austeridad y exclusión. Se deja morir a los dependientes, a los sin techo, a los enfermos crónicos, a las personas en lista de espera, a los refugiados que se ahogan en el mar, a los emigrantes en los CIEs. A los cuerpos que no son rentables el capitalismo neoliberal, que no producen ni consumen, se les deja morir.
El poder neoliberal se asegura que los incluidos no se fíen de los excluidos, que los vean como extraños, diferentes, desagradables y no se solidaricen con ellos.”
Ya en el 2013 en la misma línea lo expresaba el papa Francisco en su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: “No a una economía de la exclusión. (53) Así como el mandamiento de ‘no matar’ pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir ‘no a una economía de la exclusión y la inequidad’. Esa economía mata. No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa. Eso es exclusión. No se puede tolerar más que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es inequidad. Hoy todo entra dentro del juego de la competitividad y de la ley del más fuerte, donde el poderoso se come al más débil. Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población se ven excluidas y marginadas: sin trabajo, sin horizontes, sin salida. Se considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar. Hemos dado inicio a la cultura del ‘descarte’ que, además se promueve. Ya no se trata simplemente del fenómeno de la explotación y de la opresión, sino de algo nuevo: con la exclusión queda afectada en su misma raíz la pertenencia a la sociedad en la que se vive, pues ya no se está en ella abajo, en la periferia, o sin poder, sino que se está fuera. Los excluidos no son ‘explotados’ sino desechos, ‘sobrantes’”.

jueves, 28 de febrero de 2019

EDITORIAL DE HACIENDO CAMINO DE FEBRERO

LA DOCTRINA DRAGO

Debido a los acontecimientos que están ocurriendo en la hermana República de Venezuela y las actitudes y posiciones que tomaron diversos países al respecto, creemos conveniente recordar cual fue la actuación de nuestro país en otra situación que también tuvo como escenario a Venezuela. Ponemos a continuación para conocimiento y análisis de nuestros lectores el texto sobre dicho tema que obtuvimos de “El arcón de la historia Argentina”:
El 29 de diciembre de 1902, surge lo que se conocerá como “Doctrina Drago”, a partir de los comunicados enviados por el gobierno argentino al de los Estados Unidos de Norteamérica, a raíz de la intervención armada que tres países europeos llevaron contra la República de Venezuela. En aquellos años casi todos los países americanos eran deudores de Europa, y la República de Venezuela que acababa de salir de una guerra civil en la que las compañías extranjeras habían participado activamente a favor de alguno de los bandos, ganando con ello cuantiosas fortunas, se halló ante una grave crisis financiera y su Presidente, suspendió por Ley el pago de la deuda externa. Inmediatamente, Inglaterra, Alemania e Italia, que eran los países, a los que pertenecían los acreedores afectados, organizaron una flota combinada y bombardearon los puertos venezolanos de La Guayra y Maracaibo, destruyendo las naves ancladas allí. Además bloquearon el puerto Cabello, tomaron por asalto la Aduana y se incautaron de todos los bienes que encontraron. Grandes potencias europeas entablaron, a nombre de pretendidos súbditos, reclamaciones diplomáticas y en Buenos Aires la agitación fue intensa.

miércoles, 16 de enero de 2019

EDITORIAL DE HACIENDO CAMINO DE ENERO

¿La verdad de la mentira?

El título de esta nota me la sugirió un texto del libro “Los siete locos” de Roberto Arlt, editado por primera vez en octubre de 1929. Transcribo el fragmento de un diálogo entre dos de los personajes, “El Buscador de Oro” (cuando se refiere a el “Astrólogo” hace mención a otro de los personajes de la obra) y “Erdosain”:
“-En el fondo es verdad. El oro existe… hay que encontrarlo, nada más. Usted debía alegrarse de que todo se esté organizando para ir a buscarlo. ¿O cree que esos animales se moverán si no fueran empujados por las mentiras extraordinarias? ¡Ah! Cuánto he pensado. En eso estriba lo grande de la teoría del Astrólogo: los hombres se sacuden sólo con mentiras. Él le da a lo falso la consistencia de lo cierto; gentes que no hubieran caminado jamás para alcanzar nada, tipos deshechos por todas las desilusiones, resucitan en la virtud de sus mentiras. ¿Quiere usted, acaso, algo más grande? Fíjese que en la realidad ocurre lo mismo y nadie lo condena. Sí, todas las cosas son apariencias… dese cuenta… no hay hombre que no admira las pequeñas y estúpidas mentiras que rigen el funcionamiento de nuestra sociedad.
¿Cuál es el pecado del Astrólogo? Substituir una mentira insignificante por una mentira elocuente, enorme, trascendental. El Astrólogo, con sus falsedades, no parece un hombre extraordinario, y no lo es… y lo es; lo es… porque no saca provecho personal de sus mentiras, y no lo es porque él no hace otra cosa que aplicar un principio viejo puesto en uso por todos los estafadores y reorganizadores de la humanidad. …
-¿La verdad de la mentira?
-Eso mismo. …”

lunes, 17 de diciembre de 2018

EDITORIAL HACIENDO CAMINO DICIEMBRE


DICIEMBRE, ENTRE BALANCES Y ESPÍRITU NAVIDEÑO

El balance que podemos hacer la mayoría de los habitantes de esta querida Patria, diríamos que no es muy halagüeño, durante los últimos tres años hemos sufrido las consecuencias nefastas a las que nos llevó el sistema neo-liberal que, lamentablemente, fue elegido por el 51% de los votantes. Esto le dio el carácter de “democrático” que aún hoy manifiestan quienes nos gobiernan. Es la primera vez que sucede que un gobierno de esta ideología accede al poder por medio de las urnas, históricamente siempre han participado de cuanto golpe de estado hubo en el país, si recordamos precisamente cual fue la situación que vivimos en aquellos gobiernos cívico-militares y la comparamos con la que estamos transitando en la actualidad, veremos sin lugar a dudas que es casi idéntica. A pesar de los discursos y de la publicidad oficial que asegura que estamos en democracia, podemos constatar día a día que estamos perdiendo algún derecho obtenido en épocas de verdaderos gobiernos que con aciertos y errores se esforzaban por garantizar la libertad y el bienestar de la población, elementos vitales que caracterizan una democracia real.
Hoy nos encontramos con el doble de inflación, escalada brutal del dólar, endeudamiento desmedido del país con el FMI, fuga record de divisas, ascenso asombroso del riesgo país, despidos diarios que generaron un aumento del desempleo, mayor número de pobres e indigentes, caída vertiginosa del salario real lo que conlleva un menor consumo y detrimento en la economía, tarifazos en los servicios de gas, luz, agua, transporte y combustibles, incrementando de esta manera los costos de los productos, vergonzoso recorte en los haberes jubilatorios y pensiones como así también menos provisión de medicamentos, menos impuestos a los ricos y menos derechos a los trabajadores.
Esta lista que podíamos aumentar, afecta digamos lo que es la parte económica de la gente, pero hay cosas que por su gravedad nos dan la pauta que estamos ante una democracia totalitaria, prueba de eso son los opositores políticos presos sin condena, intimidación a jueces independientes que contradicen en sus fallos los deseos del ejecutivo, limpieza ideológica en los medios de comunicación y por último un nuevo protocolo del Ministerio de Seguridad para el uso de las armas de fuego por parte de las fuerzas nacionales de seguridad.
Hasta aquí el balance desde una óptica política y económica, ahora entremos en el espíritu navideño, para ello transcribiré la editorial que publicáramos en la edición de diciembre de 2011, ya que me parece haberla hecho hace unas horas.  

¿Cuál es la “magia” de la Navidad?